Relojes Citizen

El tiempo comenzó a ser medido por Citizen en el inicio del siglo pasado, en 1924, cuando en el Instituto de Investigación Shokosha, en Japón, se fabricó el primer reloj de bolsillo.

El alcalde en ese momento de Tokyo, bautizó este nuevo reloj Citizen, con la esperanza que este objeto, hasta entonces considerado de gran lujo y por lo tanto sólo reservado a una minoría, pudiese llegar a estar al alcance de todos los ciudadanos.

Más de 80 años después el nombre de Citizen es sinónimo de miniaturización que marcan la historia y evolución de la compañía Citizen, así como el proceso y el progreso del arte de la relojería y de otros productos que precisan de la utilización de la mecánica y la microelectrónica de precisión.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *