El Nácar en la joyería

molusco y nácar

Caparazón de un molusco con Nácar

El nácar también denomina madreperla y es un material muy utilizado en la joyería para realizar piezas sobre todo con plata y oro. El nácar es un elemento orgánico-inorgánico de color normalmente blanco que es brillante y tiene reflejos irisados.

Este elemento se crea en la parte interna de los caparazones de los moluscos, como las ostras, entre otros. El nácar tiene una dureza de 3,5 en la escala de Mohs. En comparación con las piedras preciosas y los demás metales, este es un material bastante frágil. Pero gracias a eso, el nácar es muy fácil de trabajar, cortar y moldear por lo que podemos conseguir piezas sumamente bellas.

Como el resto de materiales que podemos encontrar en la naturaleza, el nácar también presenta irregularidades en su forma. Como resultado cada pieza es diferente y tiene un brillo y color distintos, no hay dos iguales.

piezas de nácar diferentes

conchas de Nácar diferentes

El nácar es la sustancia por la que están formadas las perlas. Cuando un elemento extraño se introduce dentro de un molusco, éste procede a recubrirlo por una sustancia que crea el mismo, el nácar. El molusco lo va forrando por medio de capas superpuestas hasta que forma la perla. Por tanto el nácar es el material madre de las perlas, de ahí su otro nombre: madreperla.

Hay diferentes variedades de nácar dependiendo del tipo de concha o moluscos donde se procede. El color de base es normalmente blanco, excepto el Nácar Tahitiano que es más oscuro.

Un caso muy particular lo encontramos en el nácar creado por las conchas neozelandesas Paua, que tienen una espectacular tonalidad azul verdosa intensa y unos increíbles reflejos irisados, teniendo un gran parecido al Ópalo negro, por lo que se las ha llamado también Ópalos del Mar.

Nácar ópalo de Mar

Ópalo de Mar

Historia del Nácar

El Nácar es usado desde hace muchos siglos por las culturas de oriente, sobre todo en China y Japón, mucho antes de la era cristiana. Los utilizaban para crear esculturas, decorar objetos, muebles e incluso fabricar botones.

Habría que esperar hasta el siglo XIV para que el Nácar apareciera en la cultura europea y se utilizaba básicamente para realizar pequeñas figuras religiosas para más tarde decorar muebles, instrumentos musicales, abanicos, cubertería… como en la cultura China.

El nácar se unió al mundo de la joyería con el reinado de la reina Elizabeth I, en el siglo XVI, lo que provocó que la demanda de esta sustancia creciera de forma extraordinaria.

 

Joyería con Nácar

En la actualidad el nácar decora las piezas más distinguidas de la joyería porque aporta belleza, sutileza y delicadeza a los elementos básicos, como el oro y la plata. Este elemento lo podemos ver tanto en pendientes, como anillos, collares, pulseras…

El Nácar es un material apto para mujeres, jóvenes y niñas, no es un material que por sí sólo pueda determinar un rango de edad, sino que es un elemento que aporta frescura y brillantez a las personas que lo llevan.

Un ejemplo son estos pendientes, con collar a juego. Son piezas juveniles para mujer que están elaborados en plata chapada en dorado y nácar. El diseño tiene forma circular y geométrico muy sofisticado. Estos pendientes tienen un fondo nácar que aporta un aire exclusivo, diferente y distinguido.

32010220-2-1-40--

Pendientes y colgante con fondo de Nácar

Las niñas también se ven preciosas con pendientes de este tipo, sobre todo para los eventos más importantes como son las cenas familiares, una boda, bautizos, comuniones… El Nácar da un aspecto elegante a las más pequeñas sin perder la frescura de la niñez.

Un ejemplo son estos alegres pendientes realizados en oro de 18Kts que tienen forma de mariposa y su interior está terminado con un nácar blanco con reflejos irisados.

55867-p-a-na-1

Pendientes para niña decorados con nácar y circonitas. 55867-P-A-NA

 

Los anillos son también una buena forma de lucir el Nácar. Las sortijas con Nácar imprimen personalidad y carácter, porque crea diseños espectaculares llenos de luz, refinados y originales.

031583-2-1-40--

Anillo de plata bañado en color oro decorado con una placa de Nácar. 031583-2-1-40

 

Otra forma de llevar el Nácar es en los collares; por eso Viceroy dentro de su colección de medallones, crea diseños en nácar. Estos diseños son muy sofisticados y aportan un aire de elegancia sin caer en la sobriedad, ya que son diseños alegres con un toque informal  que aportan juventud al estilismo.

medallones

Medallones de Viceroy

El Nácar es un elemento que surge de forma natural dentro del caparazón de algunos moluscos. Es un material de aspecto normalmente blanco, brillante y con reflejos irisados. El Nácar aporta elegancia, sofisticación y frescura a las piezas de joyería, y es apto para todo tipo de eventos y edades.

Más información

Marjoya.com

Conjunto: pendientes y collar

Pendientes de niña

Anillo de plata dorado

Medallón liso irisado

Medallón color oro rosa

Medallón dorado

Medallón plateado con motivo florales